2013/02/21

Eduardo Paret: "Aún no asimilo que estoy retirado"

Aunque los industrialistas lo nieguen furibundamente, Eduardo Paret ha sido el mejor torpedero cubano del béisbol despues de 1959. Sin dudas Germán Mesa fue más espectacular, toda una leyenda del campo corto, pero el villaclareño lo superó tanto ofensiva como defensivamente, con promedios superiores y una integralidad incuestionable.

Hasta el Condado, folclórico barrio de Santa Clara, fue el colega Charly Morales Valido para conversar con un jugador recordado tanto por su calidad deportiva, como por su modestia y sencillez, y cuyo diálogo deseo compartir con los lectores de mi Pasaje Deportivo.

A tus 40 años… ¿Cómo es la vida fuera del béisbol activo?

Más reposada, pero sigo entrenándome, haciendo ejercicios. Le dedico más tiempo a mi familia, a hacer muchas cosas que antes no podía, pues tenía que cuidarme mucho para rendir. Tengo un contrato en México, como preparador, y de vez en cuando juego por divertirme…

¿Qué te parece el equipo del Clásico?

Es un equipo muy peculiar, con gente nueva y ausencias que no comparto, aunque esa dirección sabe de pelota. Podrán equivocarse, como todo humano, pero pienso que Víctor Mesa hizo un equipo a su medida. Al final, nunca se queda bien con todos. Al menos, hay «desconocidos», y eso es positivo, porque en Cuba si no sales en la televisión, nadie te conoce. También pasa que si eres joven no te llevan porque te falta experiencia, y si eres veterano no te llevan porque eres «viejo». Yo no puedo quejarme, pero muchos buenos jugadores dejaron la pelota porque sabían que nunca los llevarían al equipo Cuba. También pasa lo contrario, jugadores que se saben sembrados y no rinden igual.

La exclusión de Ariel Pestano fue polémica… ¿Qué te pareció?

Pestano está mal anímicamente. De cierta forma,  se siente víctima, aunque yo le insisto en que no hubo nada personal, porque conozco cómo se hacen esos equipos. No obstante, lo entiendo, porque es difícil haberlo dado todo por el béisbol, y terminar así. Es mejor retirarse a tiempo…

Tú sufriste una sanción muy severa en 1997, pero regresaste y llegaste a ser capitán del equipo Cuba. ¿Cómo se repone alguien de una situación así?

Con el apoyo de los amigos, que en esos momentos se demuestra quiénes son. Me refugié en mi familia, y en el convencimiento de que no había cometido ningún delito. Seguí entrenando duro, poniéndole carácter, sin desmoronarme. La vida me dio la razón, pero aquel tiempo sin jugar no me lo devuelve nadie.

¿No quisiste jugar algo más para estar en este Clásico?

Yo podía jugar más y hacerlo bien, pero hay cosas que pesan más, y no me arrepiento. Siempre tendré el primer Clásico, que fue mucho más que el jonrón a Matzusaka: podrán venir 50 Clásicos más, e incluso Cuba ganar, pero como el primero ninguno. Es igual que mis experiencias olímpicas, si me preguntas, para mi Atlanta fue la mejor, porque fue la primera.

Háblame de Víctor Mesa…

Como director, como compañero, como amigo, yo lo respeto y siempre lo escucho. Con él se aprende un mundo. Muchos lo cuestionan, lo acusan de ser un tirano, pero en pelota es mejor ser tirano que dama, porque el pelotero se te «monta encima». Y hay que saber delimitar la amistad del deber. Víctor es mi hermano, fue fundamental para mi regreso al béisbol, pero cuando ­entrábamos al terreno, él era mi manager y yo su jugador. Ahora muchos jugadores quieren que se les respete de gratis, y el respeto hay que ganárselo, entrenando fuerte, siendo disciplinado, pensando en el equipo, poniendo al colectivo por delante de uno mismo… Hay bateadores que los mandan a tocar y se hacen los que no cogieron la seña para batear, porque les interesa más su promedio… Y hay jugadores que tendrán sus limitaciones, pero lo dan todo en el terreno, son puntuales en el entrenamiento, hacen su trabajo, corren con fuerza pero yo noto que falta pasión y compromiso en los jugadores de ahora, y que no les gusta escuchar a sus mayores. Cuando yo empecé, siempre escuchaba a Víctor y a Pedro Jova. Ahora algunas «estrellas» se creen que se las saben todas, y no son nadie…

Mencionaste a Jova, el torpedero con la técnica de bateo más depurada del béisbol cubano, y director de la trilogía de títulos del Villa Clara…

Para mí Jova es un padre, en todo el sentido de la palabra. Llegué al Villa Clara después de ser el jugador más valioso del Mundial juvenil de 1990, pero con deficiencias técnicas que él pulió. Jova me enseñó casi todo lo que sé, me aconsejó, me encaminó. Le debo mucho de lo que soy y logré como pelotero y como persona. A veces lo llamaba desde el exterior para pedirle consejo. Fue un privilegio jugar para él, y haber sido parte de aquella generación que disputó cinco finales seguidas. Fue un lujo jugar con gente que sabían estar a la altura de las necesidades de su equipo.

¿Por qué le ha costado tanto a Villa Clara volver a ganar un título?

Hay muchos factores, entre ellos la mala suerte... De entrada, el retiro de Víctor Mesa, la suspensión de algunos de nuestros mejores jugadores, y la salida del país de otros, desarticularon a un equipo muy hecho, muy cohesionado… Luego, cuando Víctor toma las riendas del Villa Clara, prácticamente tuvo que enseñar a jugar a esos muchachos. Nos decían «la guerrilla»… Con él fuimos a tres finales, pero no salieron bien las cosas. Pasaba que teníamos el mejor pitcheo todo el campeonato, y decaíamos en los playoff, o faltaba el batazo a la hora buena… En otras ocasiones, la dirección no supo imponer la disciplina necesaria. Cuando  yo perdía no tenía ganas de comer, ni de dormir, ni de estar con mi esposa… ¡Nada! Y ahora parece que les da igual si pierden o ganan…

Entonces… ¿cuál es el problema del béisbol cubano?

La falta de motivación. Al principio los jugadores se esfuerzan por rendir, pero pierden el incentivo si los ignoran reiteradamente. Hay quien sabe que su techo es una Serie Nacional, pero hay quien se sabe capaz de más, y aunque se luzca, nunca lo tienen en cuenta. Y al retirarse, prácticamente se olvidan de uno, salvo que lo necesiten. Tengo más reconocimientos de las peñas deportivas que del propio INDER. Y no hace falta mucho, quizás una llamada el día de tu cumpleaños, una felicitación en fin de año…

¿Cómo llevaste la comparación constante con Germán Mesa?

Con mucho orgullo. Era un desafío y un privilegio competir con él.

¿Qué cualidades debe tener un buen torpedero?

Saberse posicionar para cada bateador, tener movilidad para abarcar terreno, y un buen brazo para sacar desde el hueco… Erisbel Arruebarruena es muy espectacular. Hay otros de calidad, como Moreira y Alexander Guerrero, pero nadie se fija en ellos, porque juegan para equipos poco televisados.

¿Crees que el torpedero tiene que ser más defensivo que ofensivo?

No lo creo. Jova fue un excelente bateador, y me enseñó a serlo también. Aprendí a discriminar lanzamientos, a negociar bases por bolas… Yo fui primer bate, lo mío era embasarme y tratar de anotar… Por demás, siempre salí a hacerlo todo bien, lo mismo batear que fildear… Siempre me entregué a mi equipo, y te lo confieso: aún no asimilo que estoy retirado…

Publicado en Revista Alma Mater.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Rofes podras tener tus criterios sobre german y pared,claro eres villaclareno,pero lo q paret le saca a german ofensivamente es poco,cuando se ven totales por serie nacionales ,pared le saca bastante ofensivamente claro esta jugo mas,pero al sacar los promedios por series jugadas veras que son minimas las diferencias ofensivas entre uno y otro ,en cuanto a la defensa claro esta que german hizo mas errores que paret porque le llegaba a muchas bolas a las cuales no les llegaba paret,paret siempre fue ofensivo,pero recuerdo sus primeras series nacionales que al guante era otro mas del monton,cosa de despues fue puliendo ,en cuanto a lo de llegar a ser capitan del equipo cuba ese puesto lo obtuvo porque michel enriquez que era el capitan antes que el renuncio por las injusticias que estaba viendo alrededor de el,y el mismo decidio de renunciar a su puesto de capitan del equipo cuba,a german nunca tuvieron que sentarlo porque lo mataban los nervios como cuando le sucedio a paret en un campeonato mundial cuando german tuvo que jugar lesionado,y despues decidio ese partido con doble,saque sus promedios ofensivos por series jugadas y veras de lo que hablo,la gente habla sin saber a veces y otros repiten lo q unos hablan,pero nada,siga con su buenos comentarios publicandolos aqui para el enriquecimiento del beisbol .

Rafael Rofes Perez dijo...

Anonimo, gracias por su valioso comentario. Pero solo le digo que esa entrevista no es mia, es del colega Charly Morales. Y no necesariamente debo estar de acuerdo con lo que otros escriben para mi blog. Gracias por visitar mi blog y saludos cordiales.

Anónimo dijo...

paret jugo mas series con el bate de madera k german paret se lo come por una pata amplio en los dos factorres......

Cindy Lima dijo...

Paret fue sin dudas mejor. Lo demas es tonteria.

Anónimo dijo...

como cubano tambien respiro baseball las comparaciones siempre han existido pero nunca veras a un industrialista estar de acuerdo con que sus estrellas son peoresrecuerdadn la epoca de marqueti y munoz ,deljavao y arias de nico jimenes y montejo ,la de padilla y urquiola pero ninguna como la de javier mendez y victor mesa no se puede con ellos ni con los numeros de las estadisticaslos vas aconvencer... cono pero munoz fue mejor que marqueti soy villareno jajajajaja

William Plaza dijo...

El mejor!

Reynaldo Villalonga dijo...

Muy buen artículo. Eduardo Paret Perez, un atleta muy talentoso y todo un caballero. Lo demuestra una vez más en esta entrevista. Y sobre las comparaciones, son complejas de realizar, pero Jova y Paret fueron grandes, grandes. Germán Mesa también lo fue. Lo importante no es quien fuera el mejor, sino la suerte de haber tenido a estos tres torpederos en nuestras SN y equipos nacionales. Y en el caso de Paret, hay que recordar que fue Capitán después del Gran Capitán, y que lo hizo muy bien, y era respetado por sus compañeros de equipo.

Andres tomas Senra Cordovez dijo...

Me quedó con germán el más grande y reconozco q pared está entre los grandes, es como linares y vargas soy industrialista pero linares es el mejor bye...

Andres tomas Senra Cordovez dijo...

Me quedó con germán el más grande y reconozco q pared está entre los grandes, es como linares y vargas soy industrialista pero linares es el mejor bye...

felix dijo...

paret fue grande entre los grandes de eso no hay dudas y pasaron muchos buenos torpederos por nuestras series nacionales,pero si me tengo que quedar con uno ese es GERMAN MESA.

Leonardo Pairol dijo...

Muy humildes palabras de Paret, cosa que llo hace aun mucho mas grande. Muy desagradable introduccion del creador de este escrito y unas palabras de mi amigo Reynaldo Villalonga que sonaron a compromiso.

Reynaldo Villalonga dijo...

Que duro me llevas amigo Leonardo Pairol... Creo si debemos reconocer la calidad de todos. Yo por mi parte, ya he dejado claro en la página cual es mi SS de estos tiempos: Pedro Jova. Pero aquí hablábamos de Paret, y caer en comparaciones es, al menos, una situación compleja.