2012/11/08

Nataniel Reinoso: Del terreno de pelota al campo de golf

Por RAFAEL ROFES PEREZ

Para Nataniel Reinoso su vida ligada al deporte parecería expirar luego de participar en nueve series nacionales de béisbol con la selección de provincia Habana, novena que cautivó a gran cantidad de seguidores, motivado fundamentalmente  por aquella demoledora ofensiva que no creía en tiradores  contrarios y que sentó cátedra a finales de los 80 y decenio de los 90.

Pero desde hace solo cuatro años el cuerpo de Reinoso volvió a sentir el rigor y las cargas del entrenamiento diario cuando se reencontró con otro tipo de terreno diferente en diseño y dimensiones al de béisbol y con unos cuantos hoyos en los cuales debe introducirse una bola con un implemento denominado “palo”, descubrimiento que hoy en día lo estimula sobremanera.

Así comenzaría para él su accionar por el golf, deporte que conoció por casualidad en la ciudad de Jaén, España, donde reside actualmente y el que le ha permitido de cierta manera recordar su  feliz etapa como pelotero, porque según sus propias palabras tiene algunas similitudes con el béisbol.

Nacido en la ciudad de Artemisa, hoy provincia del mismo nombre, se inició en los trajines de la pelota a la edad de siete años, inspirado por varias figuras estelares de aquel entonces como Luis Giraldo Casanova, Pedro José Rodríguez y Antonio Munoz, entre otros.

“Debuté en la temporada 1989-90 con el equipo Habana, lo que representó para mí una satisfacción enorme. En esa misma etapa fui líder de jonrones en el campeonato nacional juvenil, además de integrar dicha selección al certamen mundial”, comentó Nataniel.

Sobre su periplo como pelotero en la Isla recordó igualmente con alegría el haber jugado con el conjunto de provincia Habana, bien potente por aquel entonces. “Teníamos una tanda de bateadores de gran nivel, sin embargo nuestro pitcheo no era de los mejores”.

“Recuerdo que jugábamos cinco de los siete días de la semana. Yo tuve la suerte de cubrir los jardines alli, el que me pusieran, pero donde más lo hice fue en el central. Había peloteros para escoger y ganarse una posición como regular era bien difícil”, agregó.

“Imagínate, en ese equipo estaban Andy Morales, Luis Enrique Piloto, Pedro Luis Rodríguez, Oscar Macías, Armando Jiménez, Romelio Martínez, Juan Carlos Millán, Gerardo Miranda, Luis Ignacio González y José Ibar, por solo mencionarte algunos, falta muchos más. Por ese tiempo nos convertimos en una de las selecciones más ofensivas de la pelota cubana”, apuntó.

Admirador del ex jardinero de los Atléticos de Oakland Ricky Henderson en las Grandes Ligas y del también ya retitado patrullero central de Industriales Javier Méndez en los clásicos de Cuba, Reinoso me confesó que le bateaba con relativa facilidad al pinero Gervasio Miguel Gobín, mientras que el villaclareño Rolando Arrojo se le hacía bien difícil a la hora de enfrentarlo, porque según él era tremendo pitcher.

A una pregunta acerca de la pelota actual de nuestros país, expresó: “Creo que necesita un cambio total en cuanto a su estructura y otra cosa muy importante es que los jugadores puedan foguearse en diferentes ligas profesionales. Solo así se podría elavar de nuevo la calidad de ese béisbol”.

En relación a su incursión por el golf  me dijo que es un deporte con mucha similitud con la pelota y que por esa razón lo practica ya de manera habitual.

“Me he metido mucho en él  porque es una disciplina en la cual el resultado depende solo de mí. Soy solo yo contra el campo. Me gusta la concentración que require”.

“Desde que lo probé por primera vez en una de mis vacaciones, me llamó poderosamente la atención. Entonces alquilé un par de palos y no se medio nada mal. Ya de ahí a hoy ha llovido bastante. Son ya cuatro años que estoy de lleno en esto”, agregó.

Por supuesto que luego de tantas horas de entrenamiento en el campo, alguna que otra competencia enfrentaría por delante este ex jugador de béisbol.

“Mira, he participado en varios eventos. Te digo que he asisitido ya a unos cuantos torneos sociales, por equipo y provinciales, donde he logrado tres primeros puestos y he sido ganador de la bola más larga en esas lides par de veces”, se dice fácil pero lleva su sacrificio y dedicación como todo deporte”.

Nataniel disfruta mucho permanecer en su hogar junto a su esposa e hijos y mantiene una linda relación con sus suegros y cuñados. Le encanta pasear, salir a disfrutar con su gente, hacer cosas sencillas y no dejar de practicar golf al menos dos veces a la semana.

“El resto de mi familia permanece en Cuba, demasiado lejos para mi gusto, pero al menos tengo el contacto con ellos. Pero sabemos que algún día nos reencontraremos”.

“A los amantes de la pelota que sé están por todas partes y a mis amigos y seguidores mi más sincero saludo. Muchas cosas bellas para todos”.

LABOR DE POR VIDA DE NATANIEL EN SERIES NACIONALES

Participó en 9 Series Nacionales. En mil 635 veces la bate anotó 225 carreras, pegó 478 hits, de ellos 83 dobles, 17 triples, 27 cuadrangulares, 174 impulsadas, slugging de 413 y average de 292.

5 comentarios:

Jesus Chucho dijo...

El golf, al igual que el Cricket, o el Tenis de Campo, tienen similitudes Cinéticas con el Beisbol, pero lo fundamental está en la Motivación y esto al parecer es lo que encontró Nataniel en este Deporte.

Ivan Sergio Colas dijo...

Buen jardinero, de la Habana

Juan Alcides Losada dijo...

Era muy bueno y, como bien dice, tenía que pulirla fino en aquella constelación de vaqueros peloteros...

Zapatero de Artemisa dijo...

Metia lineas como loco, era buenisimo, se retiro prematuramente creo.

Anónimo dijo...

A la defensa: de los mejores jardineros centrales que he visto, muy elegante, de potente brazo, para pegar un extrabase por donde el estaba situado habia que colocarla muy bien, pues le llegaba a todas!Le decían el todoterreno de Artemisa.
A la ofensiva: buen bateador, a veces de racha.
Le deseo lo mejor a Nataniel
Se extrañan mucho aquellos equipos Habana!